[websites/new/spanish/letterhead.htm]

 

MUELAS DEL JUICIO
TERCEROS MOLARES IMPACTADOS
 

INTRODUCCIÓN:



Las muelas del juicio (sus terceros molares) son los últimos dientes en salir, y los que menos necesitados están de una buena salud oral. Ellos deben salir o hacer erupción desde sus encías hasta finales de la adolescencia o primeros veinte años, si es que hacen una erupción completa. Muy a menudo, son impactados o atrapados en la mandíbula y las encías, esto sucede usualmente porque no hay suficiente espacio para ellos en su boca. Nuestras mandíbulas son más pequeñas que aquellas que tenían nuestros primitivos antepasados, quienes necesitaban largas mandíbulas y más dientes para su mas dura dieta. En estos momentos, ya no necesitamos ese poder extra para masticar. De hecho. Las muelas del juicio hacen más daño que bienestar con mucha más frecuencia, y su estomatólogo debe recomendarle la extracción de las mismas.
 

Si están impactadas, quizás usted ni sepa que tiene muelas del juicio, hasta que el dolor de repente lo ataca debido a una infección o a la presión de un diente adyacente. Mas tarde, la muela del juicio parcialmente erupcionada puede causar amontonamiento, o movimiento de sus dientes, o mordida. Usted no tiene conocimiento que la muela del juicio que se está desarrollando esta empujando la raíz de los dientes adyacentes, hasta que esos dientes comienzan a moverse. Si sus muelas del juicio realmente hacen erupción, ellos son realmente difíciles de limpiar, por lo que los pronósticos de caries o infección del tejido de la encía que lo rodea son altos.
Si usted tiene síntomas obvios o no, puede confiar en la experiencia de su estomatólogo para diagnosticar problemas existentes o potenciales causados por sus muelas del juicio. Si su estomatólogo le recomienda

 su extracción, esa será la elección más sabia parala salud del resto de su boca. Sus muelas del juicio pueden ser extraídas por su estomatólogo o por un maxilofacial ( cirujano especialista en boca y mandíbula). O su estomatólogo puede recomendarle otras opciones de tratamiento. Usted puede ayudar a que su tratamiento tenga éxito comprendiendo las razones por las cuales sus muelas del juicio necesitan ser extraídas, lo procedimientos que implican, y lo usted puede hacer para promover una recuperación exitosa.

La mayoría de las personas tienen 4 muelas del juicio, una en cada esquina de la boca, pero cada diente puede estar en diferente etapa de erupción y posición de impacto. Ya que las muelas del juicio se desarrollan en un periodo de muchos años, algunos cambios dañinos en su boca pueden ser graduales. Pero estos cambios pueden resultar en dolor repentino y severo.
Si usted aprende las diferentes formas en que se puede desarrollar las muelas del juicio, usted será mucho más capaz de comprender el porque ellos deben ser extraídos.

A finales de su adolescencia, su mandíbula ha alcanzado casi su tamaño adulto. Pero sucede que a veces no es lo suficientemente grande para soportar el desarrollo de las muelas del juicio. Cuando esto sucede, sus dientes quedan atrapados en el hueso y crecen donde ellos pueden. La corona (superficie de masticar del diente) puede solamente romper parcialmente a través de la encía. En otros casos, se quedará completamente en el hueso. Las raíces, las cuales sostienen los dientes en su lugar, pueden llegar a ser de forma indistinta, o crecer peligrosamente cerca de la cavidad del seno o del nervio localizado en la mandíbula inferior, lo cual le proporciona sensación al diente, a la encía, y al labio inferior de ese lado de la cara.
Apretado de espacio, las muelas del juicio impactadas crecen en diferentes direcciones, comúnmente en un ángulo. Una muela del juicio puede crecer en un ángulo hacia sus otros dientes (posición mesial) o alejado de otro diente (posición distal). Ellas también pueden crecer en posición vertical u horizontal.

Como todos lo dientes, las muelas del juicio se desarrollan dentro de una abertura (bolsillo) en su mandíbula, protegida por hueso y tejido de la encía hasta que ellos erupcionan. Con el tiempo las muelas del juicio llegara a estar más afianzada firmemente en su mandíbula, así como la longitud de sus raíces y de los huesos de la mandíbula se convertirán más densos. Por lo tanto, mientras más adulto usted sea, más difícil se hará de extraer sus muelas del juicio.


PROBLEMAS QUE PUEDEN SER OCASIONADOS POR LAS MUELAS DEL JUICIO.
 


 

Enfermedades de las encías:  cuando las muelas del juicio irrumpen parcialmente a través de la superficie  de las encías, las bacterias pueden pasar por debajo de un pedazo de la membrana mucosa, causando infección en la encía.
 


 
Amontonamiento: las muelas del juicio impactadas pueden presionar los dientes adyacentes torciéndolos o aún dañándolos estructuralmente.

 
Caries:  una muela del juicio que es difícil de limpiar debido a su posición o debido a que está parcialmente cubierta por el tejido de la encía puede cariarse a causa de bacterias. Esto  puede provocar que la muela más cercana puede carearse también.

 

Mala posición: una muela del juicio que crece hacia le mejilla puede irritar  los tejidos cercanos a la misma. Si una muela en erupción  esta torcida, será muy difícil  de limpiar y puede ser más difícil aún  poder masticar.


 

Quistes: si el saco que sostiene la corona, permanece en el hueso, esta se puede llenar de liquido, formando un quiste que puede destruir el hueso que lo rodea.


EVALUACIÓN DE LA MUELA DEL JUICIO:

 

¿Las muelas del juicio son un amenaza para su salud bucal? Una evaluación realizada por su dentista puede responder esta pregunta. Su dentista tomara su historia médica y dental examinando sus dientes, y tomando rayos X para valorar la salud de sus dientes. Si su evaluación precisa un problema con sus muelas del juicio, su dentista puede recomendarle una cirugía para extraerlos y eliminar los síntomas, o para proteger su boca de futuros problemas.

Su historia médica y dental:
su dentista puede preguntarle si ha tenido dolor de muela o mandibular, o sensibilidad a comidas calientes y/o frías. También puede preguntarle, si ha tenido algún tratamiento dental previo y si ha tenido problemas en las encías o en la mandíbula.
Se le será preguntado sobre algún problema médico que pueda interferir con el tratamiento.

Asegúrese de decirle a su dentista sobre los medicamentos que usted está tomado porque ellos podrán afectar el tratamiento.

Su examen dental:
Un examen ayuda a su dentista determinar el estado general de salud de su boca, así como el de sus muelas del juicio. Su dentista debe inspeccionar sus encías y mandíbula para ver si existe inflamación, dolor, irritabilidad, o infección. Sus dientes deben ser examinados para ver si hay presencia de caries. Su presión arterial, pulso, y frecuencia respiratoria deben ser chequeados para valorar si usted puede someterse a los procedimientos o a la anestesia.

 

Rayos X dentales: para ayudar a confirmar el diagnostico, su dentista  le tomará radiografías. Los rayos X son especialmente útiles  para identificar problemas potenciales cuando usted no tiene síntomas. Los rayos x intra orales son  pequeños y proporcionan una vista interna  de cada diente individual,  y de la mandíbula. Si los rayos X intra orales  no proporcionan  suficiente información, otros tipos de rayos X serán necesarios, como lo es los rayos X panorámico. Estos rayos X proporcionan  una imagen clara  del área alrededor de las cuatros muelas del juicio, así como de los huesos que le rodean.  Estos rayos X pueden mostrar una imagen clara de los dientes impactados.



SU EXPERIENCIA QUIRÚRGICA:


La cirugía de sus muelas del juicio puede realizarse  en el salón de cirugía oral de su dentista, un centro del paciente externo, u ocasionalmente en un hospital. El método quirúrgico depende de si su muela del juicio esté erupcionando o impactada, así como   cuán profunda la raíz esté. Para ayudar a que la cirugía se realice fácilmente , siga las instrucciones de su dentista o de su cirujano bucal en como prepararse para la cirugía.

Preparación  para la cirugía: usted puede  necesitar tomarse algunos días libre de la escuela o del trabajo para dar tiempo a recuperarse de  la cirugía.  Prográmese una visita de seguimiento con su dentista o su cirujano bucal, para que así,  el o ella pueda monitorear su progreso después de la cirugía y pueda chequear que usted está sanando apropiadamente.  

Ingestión de comidas: si su cirujano va a incluir anestesia o medicamento intravenoso, no coma o beba alguna cosa después de la media noche en la noche anterior. De lo contrario no coma o beba por al menos 6 horas antes de la cirugía.

Transportación: usted probablemente esté cansado  y no esté lo suficientemente alerta para manejar a casa seguro después de la cirugía. Arregle todo de manera posible que un adulto vaya con usted el día de la cirugía y lo pueda llevar de regreso a casa.

Vestimenta: use ropa holgada, y confortable. Escoja una blusa (o camisa) de mangas cortas, así que si recibe  anestesia intravenosa, puede ser administrada fácilmente.

Antes de la cirugía:  para ayudarlo a relajarse, se le debe administrar un sedante (en pastilla o intravenoso). Usted incluso puede dormir durante la cirugía. O usted puede recibir oxido de nitro (gas de la risa) y oxigeno a través de una mascara colocada sobre su nariz. Una vez que usted está completamente relajado o adormecido, una anestesia local es utilizada para entumecer el área alrededor  de cada muela del juicio que va a ser extraída.

Durante la cirugía: espere a que el procedimiento dure alrededor de una hora. Si su muela está en erupción, debe ser extraída de su bolsa o bolsillo sin tener que realizar una incisión en sus encías. Para las muelas impactadas , realizar una incisión  será necesario. La sutura (los puntos) pueden ser utilizados para cerrar la incisión.

Después de la cirugía: usted podrá descansar por un rato bajo una observación minuciosa hasta que  se recupere de la anestesia. Cuando su dentista o cirujano bucal este satisfecho con su progreso, usted será capaz de ir a casa.  Usted podrá obtener una prescripción de medicamento para el dolor, así como instrucciones  para su  recuperación en casa. Planifíquese descansar en casa  en lo que quede del día. Durante los próximos días no planifique manejar, tomar bebidas alcohólicas u operar  cualquier tipo de máquina. Usted puede estar soñoliento debido a los medicamentos para aliviar el dolor, otros medicamentos o la propia anestesia.


RIESGOS Y COMPLICACIONES:

Si usted decide extraer sus muelas del juicio, su dentista discutirá los riesgos y posibles complicaciones por las que puede pasar y le pedirá que firme un formulario de consentimiento. La extracción de las muelas del juicio es un procedimiento común, pero como en cualquier cirugía, existen riesgos , tales como los efectos secundarios de la anestesia, sangramiento, infección y otras posibles complicaciones tal como lo es el entumecimiento.
 

Entumecimiento: la muela impactada puede estar cercana o en contacto real con los nervios que suministran sensación a los dientes, encías, lengua, barbilla(mentón), mejillas y labios. Ocasionalmente  estos nervios son lastimados cuando la muela es extraída, causando entumecimiento y sensación de hormigueo. Si esto sucede, el nervio usualmente se autorepara y se regenera en un corto periodo de tiempo. En algunos casos, este proceso puede llevar hasta varios meses o la sensación de hormigueo puede ser aún  permanente.

Alveolitis
: la cicatrización puede demorarse si el coagulo de sangre  que cubre la bolsa o bolsillo se disuelve o es quitada al lavarse su boca. Esto expone al hueso y puede llevar a un dolor latente, constante y profundo, el cual puede ser fácilmente tratado con un vendaje especifico.
 


Infección: la infección es una complicación menor. Esta puede ser usualmente tratada  a través de un drenaje o con el uso de antibióticos.

Problemas del seno:  debido a que las muelas del juicio superior están cerca de la cavidad del seno, la extracción de estas muelas  pueden abrir la cavidad del seno, aunque en raras ocasiones. El seno usualmente de sana, pero si el problema persiste, se necesitará de más tratamientos..

Debilitamiento de la mandíbula: en raros casos, la extracción de una muela impactada puede debilitar la mandíbula, haciéndola mas susceptible a una fractura.

 

RECUPERACIÓN DESPUÉS DE LA CIRUGÍA:

 

Después de la cirugía, las aberturas dejadas cuando son extraídas las muelas del juicio ahora necesitan cicatrizar y cerrar con el tiempo. Usted puede promover una cicatrización más rápida y evitar complicaciones siguiendo las instrucciones de cuidado de su dentista o de su cirujano bucal. Usted puede experimentar una incomodidad temporal en su boca mientras va cicatrizando, pero usted puede seguir los pasos para hacerlo mas cómodo.

El proceso de cicatrización
: el proceso de cicatrización comienza inmediatamente después de la cirugía. El cuerpo envía sangre  para nutrir  la bolsa de la muela. Para controlar un sangramiento excesivo, a usted se le puede dar instrucciones de morder un pedazo de gasa, aplicando una presión constante  a esa área. Esto ayuda a la formación de un coagulo de sangre en la bolsa o

bolsillo. En un día o dos después de la cirugía, un tejido fino comienza a llenar la abertura. Nuevos tejidos de hueso comienzan  a crecer en la bolsa o bolsillo, convirtiéndose en un tejido denso en los próximos de dos a tres meses.

Dolor e inflamación:  como la anestesia, o los medicamentos para el dolor que usted ha recibido van desapareciendo su efecto, se puede experimentar algo de incomodidad. Sus encías y mandíbula pueden estar adoloridas e inflamadas. Para estar mas cómodo, tome el medicamento que le ha sido prescripto por el dentista o cirujano bucal. Es normal que sus mejillas se inflamen, pero usted puede reducir la inflamación al mínimo colocándose bolsas de hielo en sus mejillas durante las primeras 24 horas después de la cirugía.


Consejos para la cicatrización (lo que debe hacer):

¨       Aplique con presión para detener el sangramiento colocando una gasa directamente en el sitio de la extracción.

¨       Aplique bolsas de hielo en su cara para reducir la inflamación el día de la cirugía.   Coma solo comidas blandas, tales como sopas o comidas pasadas por licuadoras, después que se detenga el sangramiento.

¨       Tome mucho liquido después que se detenga el sangramiento.

¨       Tome antibióticos o medicamentos para reducirlos dolores, si  se le fueron prescriptos.

¨       Mantenga su boca limpia.  

Consejos para la cicatrización (lo que no debe hacer): 

¨       No mastique comidas duras o crujientes, tales como zanahorias, rositas de maíz, por al menos dos semanas. Estas comidas pueden acumularse en el sitio de la extracción o fracturar el hueso debilitado.

¨       No cepille sus dientes en el área donde se realzo la cirugía hasta el día después de haberse realizado la misma. Cepillese los dientes con cuidado, es importante.

¨       No se enjuague su boca  o escupa fuertemente el día que tuvo lugar la cirugía. Esto puede aflojar el coágulo de sangre.

¨       No fume después de la cirugía. Inhalar crea una succión, y esto puede aflojar el coagulo de sangre.

¨       No realice sobre esfuerzos.

¨       No use alcohol el día de la cirugía o mientras tome medicamentos para aliviar el dolor.

 Llame a su doctor en caso de:

¨       Sangramiento excesivo.

¨       Inflamación persistente o excesiva.

¨       Fiebre.

¨       Reacción a medicamentos.



SU SEGUIMIENTO
:
Si tiene alguna pregunta o preocupación  mientras se recupera de la cirugía, llame a su dentista o a su cirujano bucal. Usted también necesitará verlo  después de la cirugía para quitarle los puntos. Su dentista o cirujano bucal también le podrá programar una consulta  para examinar y asegurarse que la bolsa o bolsillo ha sanado apropiadamente, y que su boca esta volviendo a  su estado normal, estado saludable.

La información proporcionada en está página es para propósitos educativos solamente. Los resultados individuales pueden variar. Una consulta con su cirujano plástico es la mejor manera de obtener información sobre su problema en particular, y sobre sus opciones de tratamiento.